martes, 11 de marzo de 2014

El olor corporal (después de ser madre)


Cuando era mas joven y hacía deporte, sudaba, y mucho, pero no olía. Qué tiempos aquellos, que no hacía falta ducharse, que con un poco de desodorante se disimulaba el cansancio. (Eh! Pero yo me duchaba siempre después de hacer deporte, pero podría no haberlo hecho, que quede claro).

Antes no sudaba por nada.

Pero, me convertí en madre. Y eso cambió. Ahora sudo:

- en invierno
- mientras duermo
- estando sentada sin hacer nada
- limpiando
- dando un paseo
- nada más salir de la ducha
- ...

Y mira si son cosas, pero lo peor de todo es que ese sudor, va acompañado por el olor. Olor a sudor (puro y duro). 

Puede que te de asco yo (si no eres madre, claro) pero esto es otra obra de las famosas hormonas, que si no tenían suficiente con jugártela emocionalmente, también están en la piel, y eso ¿ como se controla? 

Bien, duchándote cada día (si puedes) y si te dejan, claro. Llevar siempre colonia o un pequeño desodorante en el bolso. Ir acercando la nariz de vez en cuando hacía el sobaco a ver si huele, no sea alguien se desmaye por tu culpa. 





7 comentarios:

  1. Jaja en serio me haces reir jaja q buena eres muak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjajaja yo cuento verdades como templos!!! Jijiji pero contado así no suena tan asqueroso (o si) jajajja

      Eliminar
  2. Doncs jo no suo més però si em creix més ràpid el bigoti jajaja! Que bonito ser mamá...

    ResponderEliminar
  3. Mucho ánimo con ello, jajajajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajjaja no te rias tu muy alto.... Jijijiji

      Eliminar