lunes, 25 de agosto de 2014

Tan iguales y tan diferentes

Y aunque físicamente no son dos clones, es evidente que son hermanos, y aun mas se nota en el carácter.

Recuerdo a Leo con la edad de Max... era un cielo... simpático, sociable, bueno... podías salir ir a cenar fuera que el niño se portaba súper bien.
Con el tiempo, Leo ha ido cogiendo carácter, sobre todo lo suyo es el pasotismo. Sé que no lo hace a drede, pero es un niño que se emociona rápido con algo, y todo lo demás deja de existir. Ahora estamos en un momento que solo deseamos que empiece el colegio ¡ YA !

Max, comparándole con Leo a su edad, es todo lo contrario. Se gasta muy mal genio, se enfada por todo, no puedes ir de cena o a comer con él porque la brasa la va a dar... Y claro, su principal fijación y su primera palabra cada día cuando despierta por la mañana es : "LEO"
Sólo quiere seguir a su hermano mayor, aunque el otro no le haga ni puñetero caso, pero le adora, y claro, Leo que va a su rollo y no hace caso, el otro hace lo mismo que él.

Por suerte Max empieza el lunes 1 la guardería (adaptación) mientras que Leo hasta el 15 no empieza el colegio, así que mientras Max esté en el "colé" estoy segura de que Leo también pega un cambio radical... porque cuando podemos estar solo por él cambia la cosa, parece que cuando están los dos juntos tenga que estallar todo, pero cuando están solo (ya no sólo es Leo) se portan mejor, algo de celos queda, estoy segura...

Estos días han pasado algunas anécdotas que les hace diferentes:

1- Cuando Leo fue por primera vez a la playa (a la edad de Max), no quería tocar la arena, le daba grima, en cambio Max se la comía (literalmente)
2- Cuando llevamos por primera vez a Leo en barca, fue un agobio, no paró de llorar, en cambio a Max tenía que sujetarlo fuerte porqué de la emoción se me tiraba al mar (le encantó)
3- La semana pasada, los dos se bañaron en un jacuzzi con papá. Papá puso las burbujas y Leo se asustó que empezó a chillar y le tuvimos que sacar... en cambio Max se partía el culo, supongo que las burbujas le dieron gustirrinín en el culete, sumado a ver como su hermano se asustaba (no creo, normalmente cuando Leo llora, Max se une a la causa)
4- Hoy hemos ido a hacer las fotos de carné para el colegio y guardería, Leo ha salido enfadado, no había manera que mirase a la cámara, y cuando miraba se mordía las uñas, y Max ha salido riendo, ha sido más fácil.


No hay comentarios:

Publicar un comentario