miércoles, 5 de noviembre de 2014

Nuestra FAIL EXPERIENCE en el CIRCO

Des de que nació Leo, sin dejar de vivir todas las etapas bonitas que es las de tener un bebé, no he dejado de soñar en el día en que Leo sería lo suficientemente mayor para poder hacer cosas de "niños mayores" e ir al circo era una de las cosas que he ansiado mucho.

Éste pasado domingo vivimos esa experiencia, y a pesar de que los dos llevábamos "chungos" un par de días, nos portamos bien, nos cuidamos el día antes comiendo sopita caliente y descansamos, para que el domingo, poder ir al circo (3 entradas ya pagadas).

Una vez llegamos, papá se empeñó en pagar un poco más por las entradas y cambiarlas para estar más cerca, y en asientos más cómodos *dícese de sillas que me dejaron la espalda molida.

La question es que el circo me decepcionó.

Habían niños de todas las edades, des de el más pequeño que te puedas imaginar... hasta adultos sin niños... pero claro, se supone que el circo es enfocado a niños.

Pues no. Ninguna actuación, a excepción de un payaso que salía muy de vez en cuando, era el único que les hacía reír (y hacerme reír a mi).

-Actuaciones de acrobacias normalitas, que un niño de 4 años tampoco le apasiona.
- Un cowboy novato enseñando como maneja una pistola y unos látigos (muy muy simple la actuación)
- malabares que las he visto mejores a chavales que se ganan la vida en la calle haciéndolo.
- "Mujeres artistas" medio desnudas que se quedan en ropa interior cuando un payaso dispara... y que se pasean por ahí enseñando tetámen ...
De verdad ¿ para quién es el circo ? ) ¿ Para los críos o para los padres para que luego las mujeres les demos collejas si miran demasiado?

Y después... o no...
una actuación interminable, de que si habéis visto El Hormiguero sabréis de que hablo... colocar una pluma en un palo e ir añadiendo más palos hasta que todos se aguantan entre si, y cuando quitas la pluma cae todo... creo que esa actuación duró casi toda la sesión del circo. Al segundo palo que añadió me desconcerté... que ganas de irme de ahí.

¿ Leo... ? Leo des de que entró hasta que nos fuimos no hizo ningún tipo de movimiento con su cara. Ni reía, ni ponía cara de susto... Miraba, intentando comprender lo que estaba pasando, nada más.

Lo único bueno que saco de la experiencia es que Leo se portó genial, que podría haberse levantado cómo él sabe y liarla, gritar o repetir interminables veces querer irse... pero aguantó. Pero no vi emoción en su cara, sólo... empane ( igual que el mío )

Esperaba actuaciones flipantes, acrobacias imposibles, shows de los que te ponen la piel de gallina... pero tan sólo vi actuaciones simples, de un Circo que se supone que tiene nombre, y que dura taaaaaaantos años.
Los artistas la cagaron varias veces, en la mayoría el espectáculo no salió bien a la primera (todos somos humanos y nos ponemos nerviosos) pero se supone que están preparados para ello, y que hacen eso todos los días.

Además, las palomitas estaban como el culo de malas. Por la noche me hice un harton de vomitar increíble.

Pero no voy a repetir ésta experiencia, NO, con éste Circo. No hasta que no me asegure qué tipo de actuaciones hay... no voy a volver a llevar a mis hijos, a algo que no vale la pena.

Mi ilusión y de que él viviera eso ya lo hemos pasado... ahora a pensar en otra cosa, mariposa.






2 comentarios:

  1. Vaya, la verdad es que da mucha rabia ir ilusionada y que defraude :S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues si... yo no recordaba el circo así... cosas que niños pequeños no entienden... yo me lo imaginaba todo muy espectacular. quizá para Leo lo era igualmente, pero habían muchas cosas como lo de ir en braguitas, o actuaciones como la de los palos que no... no era para críos...

      Eliminar