jueves, 13 de agosto de 2015

MI HIJO NO QUIERE ESTAR EN CASA

Como casi todas las tardes-noches, cuando llega el momento de volver a casa después de jugar al parque, dar un paseo, Leo reclama ir a casa de la iaia.

Su reclamo dura horas, horas de llanto en las que se quiere ir a dormir con ella, horas de hacerle entender de que no puede ser, que la iaia tiene cosas que hacer, y que tampoco se puede quedar todos los días.

Ayer se quedó con ella, y hoy ya estaba pidiendo quedarse otra vez.
Me cuesta mucho que reaccione e intente entender el NO.

Por una parte le entiendo, ha estado casi 3 años de su corta vida viviendo con ella, y le encanta estar en su casa. Para Leo, su casa es la de la iaia.
Cuando a veces estamos fuera, y le digo - va, que tornem a casa (venga, que volvemos a casa) él responde SIEMPRE - a quina casa ? (¿a que casa?)
(Nuestra casa = el piso)

Me siento mal por no conseguir hacerle entender, no sé cómo dialogar a veces con él. Intento todo, razonamiento, comprensión, negociación, cambiar de tema con algo que le atraiga... y así mucho rato, hasta que al final, los llantos y los gritos siguen, y siento que la cabeza me va a explotar, hasta que soy yo la que acaba gritando.

Con Max no tenemos ese problema, es más, es llegar a casa de la iaia que ya está llorando porqué no quiere quedarse, cuando quizá sólo vamos de visita.

Hecho de menos los sábados (o los días) Leo&Mum, que compartíamos hace un año para evitar celos y hacer cosas con él. Pero ahora la cosa es diferente. Max da mucha faena, también por el genio que se gasta, y a parte de que no quiere quedarse en ningún sitio si no estoy yo...

A veces siento que ya no tenemos conexión, de que no estamos unidos. Max con mamitis, que cuando estamos juntos requiere mucha atención, mucha. Y Leo que tampoco muestra cariño hacía mi. Va a su rollo, se entretiene sin necesidad de que le observe o esté por él.

Me quedo con que hoy hemos hecho un poco de "deberes" juntos y hemos ido a comprar los dos solos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario