martes, 27 de octubre de 2015

Acaba ya Octubre

Llevamos un año que tela marinera lo malo que es... pero es que éste mes de Octubre ya no hay justificación alguna.
Malo en todos los sentidos.

A mediados de Septiembre estaba yo súper motivada. Dejé de fumar (la cosa me duró 15 días) me apunté al gimnasio (he ido 1 semana), empecé a pintar la habitación de los niños, el montaje de las nuevas camas... y todo empezó a irse al traste a medida que acababa el mes.

A la semana de apuntarme al gimnasio me puse mala durante una semana entera, con una conjuntivitis en los dos ojos que parecía un pequeño monstruito.

La siguiente semana, dispuesta a empezar de nuevo con mi iniciada rutina en el gimnasio, recibo una llamada de mi hermana a las nueve de la mañana que nuestra madre está en el hospital y que se ha roto un pie.

Al final lo que se había roto es la tibia y el peroné. Se pasó una semana en el hospital porque no la podían operar porque la herida supuraba. Una vez operada, al día siguiente le dieron el alta, y para casa, y con ella, yo detrás.

Así que desde principio de Octubre me he "mudado" con ella. La pobre no puede hacer apenas nada y aun va para largo hasta que no pueda apoyar el pie en el suelo. Yo la cuido durante todo el día, hago las tareas de la casa como si fuera la mía (y de mi casa cuando puedo me escapo) y por la tarde recojo a los niños y estamos todos con ella (vamos dormimos y todo aquí).
Me es mas cómodo quedarme con ella ya que también está mas cerca del colegio y guardería, por lo que puedo ir andando. Y como este mes en el restaurante ha habido mucho trabajo, mi marido apenas ha estado en casa, así que poco me ha echado en falta... eso los primeros días... ahora ya añoramos estar en casa, sobre todo Leo. Él que es insistente de estar en casa la iaia ya se quiere ir a su casa, con su gata...
Así que bueno, ayer ya cenamos y dormimos en nuestra casa.
Intentaré organizarme de otra manera. Estar todo el día con mi madre e ir a dormir a nuestra casa, porque madre mía... como estaba todo de sucio...

También hace 2 semanas mi marido se hizo un esguince y desplazamiento del ligamiento interior cruzado (rodilla). Vamos, enyesado y con muletas.
Él al menos apoyaba el pie (cosa que no tenía que hacer) y se ha ido apañando. No me ha necesitado tanto como mi madre a mi.

A parte de eso, que para mi ya es mucho, porque lo de mi madre aún va para largo... yo estoy que no puedo con mi alma, después de comer me viene un bajón increíble... que llevo acumulado muchos días... por eso deseo tanto que lleguen los Lunes, porque es una tortura estar en casa todos, además que el tiempo no acompaña y ¿ dónde voy yo con dos fierecillas y una abuela en silla de ruedas ? Me da algo si salgo a la calle. En algún momento hemos salido aunque sea a pasear... Poco a poco la iaia ya se defiende sola...

Bueno y algún que otro problema familiar más grave, algún susto de otro... vamos que llevamos una racha que no es normal. Que cuando te estás reponiendo pasa otra cosa.

Como he dicho antes, 15 días me duró dejar de fumar. Siempre he dicho que soy extremadamente nerviosa, y con todo lo que nos está pasando, he necesitado fumar un cigarrillo... y luego otro, y otro..
No he vuelto al gimnasio. Es que se me han quitado las ganas... pero quiero ir, por mi, para desconectar, pero tengo que organizarme más... quiero dejar de fumar, y ahora mismo no me veo capaz porque no me siento relajada.

Ya ves, hace nada creía que podía con todo.

Pero oye. Estoy bien. Hago lo que hago por mi madre muy a gusto. Se que ella está sorprendida, y yo también de mi misma. Con todo lo que ha echo por mi durante toda la vida y lo que sigue haciendo es lo mínimo que puedo hacer. Ella ahora me necesita.
Mi vida social, el dejar de fumar, el gimnasio... la tendré, lo dejaré, iré, cuando yo me sienta capaz.



Éste es nuestro salón, el día que sacamos todo de la "nueva" habitación para poder pintarla y colocar las nuevas camas. El salón está ordenado ahora, pero con los armarios ahí. 
Una cosa que tenía que estar lista en 1 semana, y ya ha pasado un mes... WTF



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada