jueves, 1 de octubre de 2015

LEO EMPEZÓ FUTBOL...

El pasado día 15 de Septiembre, un día después de empezar el nuevo curso, Leo empezó Futbol como actividad extra escolar.

A día de hoy, ésta es la definición gráfica de como ha ido:



2 semanas de fútbol = 4 días de entrenamiento

La primera semana fue muy bien, él estaba súper emocionado para ir a "entrenar"/ jugar a fútbol... Pero a medida que empezamos con la segunda semana, no solo de entrenamientos, si no de curso, no le veía bien a él. Casi todas las noches tenía pesadillas, estaba agobiado y de mal humor (algo habitual en él)... pero no le veía contento...

En los entrenamientos él iba a su bola, como siempre. Veías a los entrenadores explicar la actividad y él a su rollo, mirando a otro lado, dando volteretas, haciendo la croqueta... (hasta vino un día a casa con el brazo hinchado de haberse pasado el entrenamiento rebozándose por el césped) xD

Ya para ir al entrenamiento íbamos con el cohete en el culo (hablando claro). El club donde "jugaba" estaba lejos (en coche 10 minutos) pero había que coger la autopista, a las 17h también es hora punta y había que vestir al niño para entrenar. El entreno empezaba a las 17:15h, así que nunca llegábamos a la hora, y es que en la mayoría de colegios de Girona terminan las clases a las 16:30h por la tarde, pero donde vivimos nosotros el horario es hasta las 17h.

Bueno, el primer día que ya llegamos 5 minutos tarde, ya habían empezado. Hubiese estado bien que hicieran una pequeña presentación, que el primer día, incluso las primeras semanas, fueran para conocerse los niños. En las dos semanas no supo decirme el nombre de ningún niño más ( a parte de sus dos compañeros de clase claro) que si no hubiera algún amiguito estoy segura de que las botas las hubiese colgado antes.
No se, de fútbol no entiendo. Pero si de baloncesto. Tengo título de entrenadora (que no se si está caducado por cierto) pero el caso es que como ex entrenadora que fui (con niños mayores) creo que es súper importante que los niños se conozcan entre ellos y hagan más juegos y no machacar des de el primer día a tanto toque y tanto dominio. Quizá a Leo le hubiese ido bien empezar a sentirse a gusto, para que disfrutara del fútbol que tanto le gusta (eso dice)

Pero Leo es un niño que estas situaciones le pueden. Me pueden hasta a mi. Creo que sentirse un extraño hace que interiormente sufras. Y eso es lo que le ha pasado a él.

El 4º día, después de entrenar (2 días antes del primer partido), convencido dijo que no quería volver, que no le gustaba. Y la razón, creo que es lo que digo. No disfrutaba cuando estaba allí, y cuando estaba, realmente su cabeza estaba en otro sitio.

Habían niños que ya habían empezado a jugar a fútbol un año o dos antes quizá. Se les notaba el dominio, que comprendían lo que se les explicaba... Leo aún no está preparado para hacer una cosa en concreto.

Así que no dudé, de que tocaba esperar un poco más para que él tenga claro lo que quiere hacer.

Así que de vuelta a "escola esportiva" en el mismo colegio dos días a la semana, donde hacen multi deportes. Lo hace des de P3 y a él le gusta. Pero éste si es el último año que puede hacer esta extra escolar, ya que es solo para infantil.
El año que viene tendrá que elegir, fútbol, baloncesto, judo... lo que él quiera. Tiene un año por delante para madurar, tener claro, bueno, más que tener claro, empezar a interesarse más por algo. Ahora le va todo. Claro que sí, así debe ser.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada