martes, 24 de noviembre de 2015

CAMBIOS EN MI TRAS SER MADRE: PARTE 1


1. TETILLAS: yo las llamo "tetillas de cabrilla". No porqué las tenga colgando como una cabra y vayan balanceándose de un lado a otro, que no es así. Pero si que ya no están en su debido lugar, y es normal (creo) el haber tenido poco pecho, que me crecieran hasta una talla 100 o más al tener a mis hijos, dar el pecho y después que intentaran volver a su fase normal. Las pobres han sufrido un cambio estratosferico jajaja 

2. BARRIGA FLÁCIDA: Algo normal y más si no he hecho deporte para recuperar el tipo. Estando en posición normal (de pie) no se nota, pero cuando me siento o me agacho, la barriga hace plof... a ver si me pongo enserio ya con el gimnasio. Necesito hacer ejercicios sobre todo hipopresivos. No me va a servir de nada machacarme a hacer abdominales que ya se como se hacen y que me cargue mi parte interna.

3. TACONES: pasaron a otra vida los pobres. En mi día a día no los uso y es que acabo destrozada sobre todo de la espalda. No hay nada como unas buenas deportivas para salir despavorida detrás de los niños por la calle.

4. DESPEINADA/ PELOS DE LOCA: Hasta hace unos meses se notaba mas mi desaliño con el pelo. La pereza, la caída del mismo, el pelo largo hasta el pecho, hacía parecer que acababa de hacer al amor (a todas horas) ojalá fuera por eso. Así que hice un pequeño cambio y me corté el pelo muuuuy corto, cosa que ahora me arrepiento, deseo que me crezca ya. El cabello necesita unos mimos, y los mimos tiempo, tiempo que con niños con un horario matutino es imposible. Era cortar, o levantarme al menos 1h antes para parecer decente, y 1h en la cama es sagrada.

5. CEGATA: No veo. Es mas, si voy por la calle y me saludas no te reconozco. Tener la tele a una distancia de 1m y no leo la letra del canal o la programación. Tenía una vista de lince... durante mi primer embarazo ya noté que empezaba a ver borroso. Hice revisiones, gafas nuevas... que no me he acostumbrado a usar, y ahora, veo menos que nunca. Necesito nueva revisión y gafas nuevas.

6. OJEROSA: Yo no se que pasa. Duerma mis 8h necesarias, o no, siempre me marco unas ojeras como cuencos. 

7. ¿TANGA? : que cosa más incómoda ! Mi cajoncito de ropa interior antes sólo tenía de esos... y ahora me parece lo mas horrendo que hay. Alguno queda por ahí, pero los que son un término medio entre braga y tanga. ¿ Será que me habrá crecido el culo y el hilo del tanga se hunde más? Lo dudo... si no que se lo digan a mis tejanos imposibles de rellenar traseralmente*
*traserlmente: el trasero del pantalón, vocabulario made for me.

8. SUDOR: las hormonas han provocado que sude más. No voy apestando todo el día, faltaría más. Digamos que ir detrás de los niños, o ir todo el día de culo, es como si hubiera estado jugando un partido de baloncesto y no me hubieran sentado en el banquillo en todo el día.

9. PECAS NUEVAS: pequeñitas, pero tengo muchas pequitas nuevas que antes no estaban. No se si es cosa de ser madre, o la edad. 


10. ACOSTARME TEMPRANO: a las 21h no puedo más. Si tengo la suerte de que los niños a esa hora estén en la cama, yo voy detrás. Pero habitualmente a las 23h estoy en fase rem. 

11. LA SIESTA ES VITAL: Es vital porque si no, no tiro. De hecho, la siesta no me ayuda, ya que siempre me levanto peor de lo que estaba... pero necesito ese momento de cerrar los ojos y desconectar del mundo.

12. DESPERTARME ANTES PARA PREPARARME: no es necesario levantarme 1h antes como decía en el punto 4, pero si unos 15 minutos antes que los niños. Necesito vestirme, lavarme y maquillarme sin que ellos estén correteando, porque si no, puedo acabar saliendo a la calle con las zapatillas de andar por casa. 

13. DUCHAS ETERNAS O DE 5 MINUTOS: En mi vida se producen los dos casos. Ahora mucho mas las eternas que las de 5 minutos. Es cuestión de organizarse. El día que no estoy muy cansada, cuando los niños están en la cama, es cuando aprovecho. Quizá me tiro 1/2h bajo el chorro de la ducha sin hacer nada, sólo sintiendo el agua caliente, y notar esa sensación de "por fin se ha terminado el día, éste es mi momento". 

14. MAL GENIO: La verdad que mi carácter ha cambiado bastante. Sigo teniendo mi sentido del humor, pero la verdad que hay cositas que me irritan mucho. No se, será el cansancio, el poco tiempo de desconexión, dedicarte sólo a los tuyos... hay veces que no puedo más y salto por todo. 

15. SENTIMIENTO DE CULPABILIDAD SI ME COMPRO ALGO: Soy la última que se compra nada si no lo necesito. Hay veces que he necesitado algo, y aún así me he sentido mal conmigo misma. Es algo raro, no quiero parecer anticuada con mis cosas, a lo que ropa y complementos se refiere, pero siempre que compro (quizá 1 o 2 veces al año) me siento súper mal, y pienso que quizá eso lo podría haber invertido en otra cosa. 

Y aquí acaba la primera parte de mis pequeños cambios tras ser madre.
 La parte 2 casi casi está lista. Ahora me ha dado por hacer dibujitos en mis ratos de relax y no estar tanto con el móvil (menos en snapchat que tengo un vicio...) 

¿ Coinicides conmigo en algún cambio ? 

¡ Nos leemos pronto !







No hay comentarios:

Publicar un comentario