jueves, 19 de octubre de 2017

MI "MALA" EXPERIENCIA CON EL AUMENTO DE PECHO

Martes 17 de octubre de 2017

Quiero contar mi experiencia con el aumento de pecho, porque mañana me someto a mi segunda intervención. Ahora os contaré por qué segunda, antes quiero hacer un inciso de mi forma de pensar sobre este tema.

Estoy un poco cansada de escuchar que hay que quererse una misma, tal y como somos, tal y como nos vemos, ¿por qué ? ¿Está escrito en algún lado que una persona rellenita, o una chica muy delgada tiene que quererse porqué si, porque esto es lo que le ha tocado y hay que conformarse? No dejemos que nadie nos diga como nos debemos sentir. Quiérete, y si no te quieres, haz algo al respecto. No hablo de una operación aunque en mi caso si sea así, pero cambia tu forma de vida, cambia tu imagen, cambia de entorno, cualquier cosa que hagas, que sea siempre para una misma.

Quienes se quieran tal y como son, con sus defectos y sus virtudes (hablando estéticamente), y yo, durante años, concretamente desde que tuve a mi hijo mayor he intentado quererme, no tal y como soy, si no, tal y como me había quedado.

Por mucho que lo intentara no podía aceptarme, no podía ver mis pechos al desnudo colgando como un globo de agua, o como yo "me las llamaba" mis tetas de cabrilla .

Mi pecho era exactamente como la izquierda, incluso mas caído si cabe.


Por suerte mi marido, siempre me ha mirado con los mejores ojos. Siempre me ha dicho que estaba guapa, pero que tenía que ser y quererme yo misma. Y la verdad que le estuve dando el coñazo con la operación bastantes años, y pude aguantar 6 años (hasta que ahorré y me decidí).

MI EXPERIENCIA

Exactamente hace 1 año y 4 meses de mi primera operación. 
De momento no voy a decir el nombre de la clínica. Pero si me decidí por la que fui, fue por referencias de otras amigas y conocidas que habían ido. De algunas me mostraron sus resultados, también el proceso... y tiré pa' lante.

La primera visita es de asesoramiento. Te atiende una asesora, que te explica lo que tu necesitas saber. Te enseña muestras de prótesis, las puedes tocar, probártelas ... bueno y te responden a las dudas que tengas.

Me urgía la operación. Era Mayo (2016), y quería que fuera antes de terminar el curso escolar y empezar con las vacaciones. El echo de tener casi todo el dinero agilizó las cosas.

A la semana de mi primera visita ya me ví con el cirujano. Él fue quién me explicó que tipo de operación era la que me iba mejor. Me refiero a que, según mi pecho, según mi músculo, la prótesis se introduce de una manera u otra.

No voy a andarme con palabras médicas, ni palabras clave, voy a explicarlo para que me entienda todo el mundo.

A mi me tenía que poner la prótesis por el pezón ( aureola) y no por un lado, me quitaron la aureola entera. Suena fuerte, hasta un poco asqueroso, pero se supone y hasta día de hoy nadie me ha dicho lo contrario de que esto esté mal.

después de la operación hacía cachondeo con mi marido si me habían puesto cada pezón (aureola) en el lado correcto o si me los habrían intercambiado por error. En serio, me hacía gracia (ahora después de 1 año y 4 meses) con el trato recibido después, no me río de nada. Me cago en todo, mas bien.

Bueno, total, que durante las 3 últimas semanas de mayo, hice visitas de todo tipo: con el cirujano, analítica, mamografía, pre operatorio... ADEMÁS la clínica me llamaba constantemente para recordarme las citas, estaban muy atent@s conmigo.

A una semana de la operación me avisaron que si me importaba desplazarme hasta Barcelona, pues el cirujano debía estar ahí, y no podía venir a mi ciudad en la fecha prevista. No nos importó, ya teníamos organizados los horarios, los niños... aunque bueno, si que tocó levantarse bastante antes para ir a Barcelona, así mientras me operaban y me recuperaba mi marido podía visitar a la familia.

De ese día recuerdo antes de entrar en quirófano al cirujano dibujando por donde tenía que cortar, y que me preguntó : ¿ quieres 450gr o 500gr ? - había self service en el hospital ese día

Ya tenía decidido que iba a ponerme 450gr (en cada pecho) que es una talla 95. Me dijo que si deseaba aumentar la talla podía hacerlo. No quise.
Principalmente, soy muy poca cosa, tenía una talla 85 (deshinchada), 500gr casi una 100 de pecho hubiese sido una barbaridad para mi. Y mi intención, aunque una 95 no está nada mal, no era precisamente que se me viera una gran "pechonalidad". Que se me vieran curvas, si, pero algo discreto.
Y la verdad que de eso, de discreto es de lo único que estoy satisfecha con la operación.
Pues quien no me conoce de nada, a no ser que me ponga un push up, por supuesto, no diría que estoy operada. Además no son unos globos, o unas piedras tiesas que no se mueven. Son muy naturales.

Pasé la noche en el hospital y al día siguiente me dieron el alta.  Tan solo me dieron el papel del alta y que si notaba molestias o dolor me tomara ibuprofeno.  Pero realmente en el papel ponía otra cosa, que no miré.

Cualquier bache con el coche era bastante molesto. No podía ni cortar el fuet, pues ese movimiento con el brazo hacía que notara una sensación muy extraña.

La tercera noche de estar en casa, me empecé a encontrar mal. No me podía mover de la cama. Intentaba incorporarme y las cicatrices me tiraban. Era como si me las estuvieran pinchando con mucha fuerza. Estaba muy mareada, y sola en casa. Llorando como un bebé, me costó lo mío llegar a la mesita de noche para poder coger el teléfono móvil y llamar a mi marido que estaba trabajando.

Le conté lo que me pasaba, y que no podía ser que sólo con el ibuprofeno tuviera que aguantar el dolor de ésta manera. Se me encendió la bombilla y le pedí que mirara la carta del hospital, que casualmente estaba en la guantera del coche, a ver si ponía alguna indicación más...
¿Que si ponía algo más? 4 o 5 medicamentos diferentes que debía tomarme ponía...¡¡¡ la madre que me parió !!! ¡¡Y la madre que les parió en el hospital !! ¿ Por qué no me dijeron claramente que en la carta ponía todo lo que debía tomarme y sólo me contestaron que el puñetero ibuprofeno ? Culpa mía,  por tonta, por inocente, ... pero claro, y yo que sabía...

A la semana empecé con las curas. Parecía ir todo bien. Me curaban y me volvían a cubrir la zona con gasas. Y así un mes y medio hasta que me quitaron los puntos (hay otras chicas que conozco que a la semana ya se los quitaron...)

Voy a resumir un poco porqué si no esto será muy largo. Entre agosto 2016 y abril 2017, iba haciendo visitas mensuales. Entre octubre y noviembre me hicieron los masajes, que sigo sin entender por qué les llaman masajes, cuando realmente, te ponen un aceite, y con una máquina con una luz ultra violeta te la van pasando por las cicatrices para ir eliminándolas. Eso de masaje no tiene nada. Yo de masaje entiendo a palpar, achuchar, ... a que el pecho y la prótesis se adapten al cuerpo, para que no se queden ahí fijadas como dos rocas. En fin...

Como iba diciendo, de agosto a abril, independientemente del uso de los llamados "masajes" mis cicatrices estaban igual. Igual de blancas, igual de vistosas, que a mi no me parecían normales. Utilicé las recomendaciones para agilizar su eliminación, como el aceite de argán y rosa mosquea. Nada.
También habían unos parches, pero en la clínica me dijeron que no iban bien. Me fié.

Llegó abril, y mis cicatrices igual que siempre. El cirujano me decía que no me preocupara, que era absolutamente normal (en todas las visitas me dijo lo mismo).
Me pasaba el dedo por encima de la cicatriz apretando, hasta que no se apreciaba
"ves como no se ve, entonces es normal, con el tiempo no habrá nada"

Ilusa y tonta de mi...
En principio ya no tenía que hacerme mas visitas hasta dentro de 6 meses. Pasé el verano amargada. No porque quisiera hacer top less ni nada (hace 7 años que no hago) , pero si que hubo una ocasión en que me apetecía, y no lo hice porqué desde la otra punta de la playa quien me mirase, vería unas cicatrices blancas deslumbrantes. 

Mi marido estaba de acuerdo conmigo, que no era normal. Así que éste agosto pasado (hace dos meses) llamamos y fuimos en plan "no nos tomáis mas el pelo" Nuestras caras eran un cuadro, y la de mi marido no os lo podéis imaginar. Tanto él como yo nos daba la sensación de que me habían tratado como una tonta. 

Nada más entrar en la consulta con el cirujano le enseñé mis pechos, y le dije: esto no es normal.

A lo que él respondió: no, es verdad, no lo es. 

¿Ahora si que no es normal ?
¿Y los meses anteriores era normal ?
¿Si no me hubiera acompañado mi marido seguiría siendo normal? 

En esa misma visita ya me programaron una segunda operación (la de mañana).

Antes de empezar con las citas para el pre operatorio de nuevo, hablamos con la asesora que nos atendió la primera vez y le explicamos todo lo que estoy diciendo aquí. Que se me había engañado diciendo que el estado de mis cicatrices eran normales cuando no lo eran. Y que no íbamos a pagar un euro mas para arreglar esto, o tomaríamos medidas legales. 

Y aquí estoy. De los put** nervios un día antes de la operación, que me han hecho ir de culo con el pre operatorio. (bueno estamos a 19, así que la operación fue ayer)

La primera vez, antes de la operación, (ya lo he explicado) me llamaban, me recordaban las citas... pero a los 3 meses de operarme hasta día de hoy, tenía que ser yo la que tenía que estar alerta. Me daban horas de visita y luego me hacían esperar mas de una hora... He sido recepcionista por favor, y no hace falta saber esto, que si tienes visitas concertadas avisar a los "clientes" que la visita se va a retrasar. 

Recuerdo la visita de hace dos semanas, la del pre operatorio, donde la chica me hizo una pregunta de ¿qué es lo que hay que hacer ? a lo que mi marido y yo nos miramos y le soltamos: estabas tu presente en la última visita. Y si tienes tantos clientes, no está de mas leerse los informes antes (esto último no, pero es de lógica cuando vas al médico o a alguna revisión, que el profesional se lea los informes en vez de que te suelte "que hay que hacer") 
Además que dio la sensación en como me hablaba de que solo me arreglarían un pecho, y eran los dos. 

Seguiré contando mi experiencia, pero hasta el momento ha sido así. 
Quiero contar todo esto, porqué quede constancia en el tiempo, de que si pasa algo más, de que si ésta segunda operación no sale bien, quede constancia de lo que está pasando, publicándolo aquí. 

Porque si, en cada visita que me han ido haciendo, me han hecho informes, fotografías... 
Imaginad si se niegan a hacerme la operación sin coste, y tengo que denunciar. Dichos documentos e imágenes pueden desaparecer... 

Intentaré colgar fotos, tampoco que se vea mucho, pero que se aprecie como está el "asunto". No os asustéis.

Me da mucha rabia que algo que tanto he querido, después de ser madre, algo que me ha creado tantas inseguridades físicas, que tenga que volver a someterme a una segunda operación. 

Quizá os preguntéis si volviera atrás fijo que no me operaría... Si, si me operaría. Quizá mi problema ha sido no echarle los ovarios a decir que no veía bien como estaban mis cicatrices, pero te asesoran y te lo dicen de una manera, porque son "profesionales" son médicos, y te lo crees. 

No entiendo que con mi cara de mala leche y mi cara "que poco me fío de todo el mundo" me la hayan colado, hasta tener que ir con mi marido. Es patético. 


Este es el pecho que tengo peor, podéis ver como en la parte superior de la aureola la cicatriz está completamente estirada, abierta... parece quemada...
No sabía con que cubrirlo, y el huevo me hizo gracia



En el siguiente post seguiré contando como ha ido la operación (bien, que estamos ya a 19) pero si se me ha hecho larga la primera parte a mi, no me imagino a quiénes me lean. 

Iré haciéndome fotos, anotándome todo lo que me dicen, para tener un seguimiento de ésta segunda operación. Porque es como un año perdido para mi. 

Un año sin usar sujetador de aro, con muchas visitas y ahora volver a empezar... vamos, una mierda todo. 







jueves, 31 de agosto de 2017

LA AMA DE CASA DE AYER Y DE HOY

Haciendo reflexiones de las mías (todos los días a todas horas mi cabeza reflexiona demasiadas cosas) y bueno, hay muchas veces que no saco nada en claro. 

En este caso, e igual que siempre que cuento mis aventurillas, siempre es desde lo que yo vivo y siento. Son las percepciones que tengo de la vida, según mis experiencias que me hacen tomar ciertas conclusiones o preguntarme otras muchas cosas. 

La ama de casa de ayer, tal y como yo la he vivido (mi madre siempre ha sido ama de casa des de que es madre) después cuando yo ya era una adolescente por circunstancias se puso a trabajar otra vez. 

Me he criado en un entorno en que tanto mi madre, como las madres de mis amigas eran amas de casa, no todas, pero muchas. 

Ya no es hablar del tema de que es una tarea que debería estar pagada, (y ahora que yo me encuentro en este lugar, os digo que ojalá) pero no quiero hablar del tema de remuneraciones... no va por ahí la cosa. 
Quizá me equivoque, pero siempre he visto que entre madres amas de casa y madres trabajadoras (de ayer) entre ellas, entre familias se respetaban... nunca he oído a nadie cuchichear sobre que bien vive mi madre o mi madre decir que bien viven las demás. 

Ser ama de casa siempre me ha parecido algo muy respetable, y recuerdo cuando era pequeña que siempre decía que quería serlo cuando fuera madre. No veía nada mas bonito que implicarse 100% a la familia...




Pero de lo que se sueña a la realidad... no tiene nada que ver.

Soy madre hace casi 7 años, y he sido 100% ama de casa varias veces (he vuelto a trabajar - en el negocio-) y ahora mismo, tan solo hace 2 meses que estoy otra vez dedicada al hogar. 
Y la cuestión no es que estoy en casa porque nos lo podemos permitir, porque no va por ahí la cosa. 

Principalmente, y much@s de los que me seguís en instagram habéis visto que estoy estudiando de nuevo. 

El negocio, a mi no me hace feliz. Y por eso he decidido buscar mi camino, por mi misma y por mi matrimonio. Los que tenéis negocio familiar, (y trabajáis con el marido - mi caso -) sabréis que es duro... llega un momento en que en casa ya no sabes ni de que hablar. Y yo sigo apoyando y dando mi opinión y preocupándome desde casa por el negocio, pero físicamente no estoy ahí. 

Tomar esta decisión ha sido muy difícil, a mi me ha costado mas por el que pensarán de mi, y me he dejado de lado, dejando de lado lo que quiero realmente. 

Y no, ser ama de casa no es lo que quiero realmente, pero ahora mismo no tengo otra. 
Des de que dejé de ir a trabajar en el negocio, durante éste verano he estado buscando trabajo, y no ha habido manera... 
Me salieron un par de cosas, pero eran horror, y muy muy mal pagadas. A veces dices : "bueno haré un esfuerzo" pero eso no era ni digno de esforzarse nada. 

Así que durante muchos días reflexioné mucho sobre el tema de volver a estudiar, y aquí estoy, preparándome para oposiciones para ser funcionaria. 

Cuando empiecen los niños a ir al colegio seguiré buscando trabajo, porqué no se estar en casa. Se me echa encima. Y realmente no me gusta. Tengo tantas cosas por hacer que hay veces que no hago nada. No se ni por donde empezar. 
Hay días que me hago la casa entera, y los siguientes días tan solo tengo que mantenerla en orden. Y para mi eso es un logro.

La cosa es que, des de que estoy en casa, me siento muy juzgada. Me llegan voces por todos lados de que " tengo mucho tiempo libre, de que siempre me estoy quejando, o que tengo una vida de lujo (y que cuantas otras quisieran estar como yo..." y también de que mi decisión no es respetada. No de todo el mundo por supuesto.

Pero a diferencia de ayer y hoy, es que hoy vivimos en la era de las envidias. Una época que tiende a echar mierda al de al lado para sentirse mejor. Una época en que opinar del prójimo es mas fácil que mirarse uno sus propios errores. En la que por el hecho de estar en casa no tengo derecho a estar cansada ni mucho menos tengo derecho a quejarme. 

Pues me seguiré quejando, seguiré compartiendo mis vivencias, porque no hay nada de malo en ello. y sentir el apoyo de otras muchas que pasemos por lo mismo. 

Son las 23h, así que mi vida de lujo y yo, se va a tender una lavadora y a hacer la cocina. Y luego me esperan un par de horas de estudio. Y os aseguro, que des de que imparto mi tiempo en el hogar y el estudio me siento tan tan bien... 





jueves, 9 de febrero de 2017

MIS VECINOS SE QUEJAN PORQUE LIMPIO

La verdad, he dudado mucho sobre qué título poner a este post, pues son varios temas (dentro de uno mismo) de los que voy a hablar.



Cualquiera de estos títulos hubieran quedado bien, la verdad.

Ya hace tiempo que noto tensión con los vecinos. Que me miran con cara de "quiero decirte algo pero no me atrevo", o que evitan tener cualquier conversación conmigo.

Me da mucha rabia y tristeza a la vez notar eso, y más cuando ahora donde vivimos la mayoría me conocen de toda la vida, pues estoy a una calle de la casa donde me crié, y los vecinos, casi todos son de la edad de mis padres, me conocen, les conocen a ellos, algunos son padres de chicos que han estudiado con mi hermana, otro hizo la mili con mi padre... vamos, que nos conocemos.

Si algo se que somos, es ser buenos vecinos. Siempre saludamos, intentamos ser próximos... pero parece ser que no va a funcionar, y no por como somos o dejemos de ser, y supongo que esto habrá pasado a TODOS LOS QUE SON DUEÑOS DE PERROS.

Soy la primera que adora a sus perros, pero la primera que se queja de la faena que comporta tenerlos. Y ahora, desde hace poco, tenemos dos. Un mastín-pastor alemán que tiene 1 año, y una rotweiller que tiene 6 meses. El hecho de tener mascotas, a parte de que creo que son adorables, que mis hijos se críen en compañía de animales, aprendan a respetarles y a cuidarles (que cuesta eso mogollón) es algo imprescindible.

Pero eso no quita de la faena que dan, y que principalmente soy yo la que se ocupa de ellos.

Este post viene porque, me han contado, que se habla de nosotros. Que los vecinos hablan de nosotros por los perros, y del tema limpieza.
Me da rabia que hablen, pero sobre todo que exageren las cosas, y quieran crear un mal rollo con el resto de vecinos.
Si algo me consuela, es que conocer a la mayoría de vecinos, por mucho años que haga, sabes como son, quienes se quejan por cualquier chorrada, quién es mas especial que otro, con quién puedes confiar y con quién no.

Pero el hecho de que me dijeran que hablaban de nosotros, y la tontería que dijeron (que ellos mismos le dan mas importancia de lo que la tiene) me molesta, me duele y me incomoda. Porque si era yo la primera que quería cercanía con mis vecinos, ahora ya no la quiero.

¿ Qué pasó y de que hablaron de nosotros ?

Ahora en invierno, por la noche los perros están dentro. La rottweiller duerme dentro y el mastín en el garaje. Principalmente no les dejamos juntos porque me la lían mucho, no pararían de jugar en ningún momento.

Por mucho que yo saque a los perros a hacer sus necesidades, la noche es larga. El mastín (que duerme en el garaje) a veces el pobre no se puede aguantar y hace algún pipí. Y el pipí a veces lo hace donde esta la rampa de la puerta del garaje, y eso supone, que un poco de pipí sale por debajo de la puerta.

Y del pipí que sale por debajo de la puerta es de lo que hablan de nosotros. Se quejaron sobre esto, pero no entiendo porqué. Sí, sale un hilillo de pipí por la puerta, y yo lo primero que hago TODAS LAS MAÑANAS es LIMPIARLO ! Tanto por dentro mi garaje como lo que haya salido a la calle ! LO PRIMERO ! 
Que yo no tengo la culpa de que ellos se levanten a las 7 de la mañana y hayan visto li línea de pipí (que es mínimo), y yo me levanto a las 7:30h, lo limpio, de verdad ¿qué culpa tengo? ¿qué hago mal? 

EL PATIO DE MI CASA... 

Durante el día, los perros también pasan algunos ratos en el patio, donde juegan y tienen espacio. Y aquí voy a repetir lo de antes... a veces (y mas siendo cachorros) aún están aprendiendo a aguantarse sus necesidades.
Es normal, que alguno se mee, o se haga "caca". Yo estoy TODO el día en casa.

Lo primero que hago si me tengo que ir a comprar, lo primero que hago cuando llego, cada vez que puedo, miro al patio, y que no haya nada, y si hay, LO PRIMERO QUE HAGO, es LIMPIAR.

Si, que en ese rato que no he mirado, haya salido algún vecino y haya visto alguna necesidad por ahí... puede ser. Pero es que nunca me podrán decir que no limpio.

Yo las quejas las quiero con motivos. Que hago todo lo posible por no molestar a nadie, ni que mis perros molesten, y parece que no hay manera.

Me siento culpable por sentir a veces el arrepentimiento de tenerlos. Me hacen sentir así. No tengo porque sentirme así. Y no me sentiré así. Pero cuando me enteré de que hablaban... me vine abajo..

E igualmente, si no hubieran dicho nada... repito... se nota la tensión... bueno tensión no, pero a veces sale la vecina, y estoy yo fuera, tomándome un café, al solecito, sabe que estoy ahí, y hace como que no me ha visto. Ni un hola ni nada.
Otro día quiere entablar una conversación súper amistosa... ¡ no entiendo nada !

Así que ahora estoy mas decidida que nunca, a poner cañizo en la red que separa nuestros patios... a una altura normal, tampoco hace falta no tener que verles... pero aunque limpie, me siento incómoda en mi casa, así que prefiero intimidad.

Que se quejan porque limpio

Hubo una semana, que cada día me encontraba delante de casa, algún pipí o caca de otro perro. También las hojas que caen y con la humedad del invierno barriendo no había manera.
A parte de que ¿yo tengo que recoger cacas ajenas?
Así que lo que era más cómodo para mi, era regar un poco la entrada, echar producto y luego barrer el agua restante y dejarlo bien limpio.

Total, que un día un@ de los vecin@s me paró antes de entrar en casa cuando llegaba del colegio con los niños, y me lo dijo muy educadamente, y con buenas palabras, pero me dijo que intentara no regar, porque por la noche eso resbalaba y se podían caer.
Eso fue lo que me dijo.
Yo le expliqué lo que pasaba, y lo entendió, y le dije que es lógico que por la noche aun esté húmedo, pues no da el sol en invierno, pero que lo que no iba a hacer era dejar la parte de la calle que corresponde a mi casa hecha una guarrería.
- A vale vale - me dijo y ya está.

Al cabo de dos días fueron ellos quienes habían regado/ fregado su parte de calle.



Así que no se. Yo mas de lo que hago no puedo hacer. Limpio, estoy por mis perros si ladran, me molestan a mi, pues molestan a los demás. Estoy pendiente. Entonces a mi esto no me cuadra nada.

Es difícil llegar a una casa nueva (aunque te hayas criado en el barrio), y tener perros. Quizá si no tuviera perros se quejarían porque fumo en mi patio, vete a saber tu.

Escribo y sigo estando incómoda por la situación, me sabe mal que hablen de nosotros. Pero debo estar preparada, porque se, que aun así, algún rato de estos me sacaran el tema, y quiero ser los mas educada posible, o no.