lunes, 21 de enero de 2013

Algo se huele ...

Ésta última semana encuentro a Leo bastante cambiado en su comportamiento. Está mas cariñoso de lo normal y quiere más mimos.

Cuando estoy en casa, ahora casi siempre sentada en el sofá (no puedo moverme mucho) él se sube de pie en el sofá a mi lado, me coge la cabeza y me abraza. Y así se pasa un buen rato. Después para, yo sigo mirando la tele, o giro la cabeza y me la coge con las dos manos hacía él, me acaricia y me vuelve a abrazar.

Muchas veces pide brazos, y eso en él tampoco es normal. No le gusta mucho estar enganchado a alguien, pero estos días si.

También, de vez en cuando me pide ver la barriga, la toca, (casi siempre con un dedo) y a veces lo hunde tanto que me hace daño, le riño, y aún lo hace más. Pero que pide ver la barriga y no se la enseñe yo ya ha sido un gran avance. Ahora (cuando le pica), si le dices que le diga algo a Max, o que le enseñe algún juguete, lo hace.

Cuando toca ir a dormir, siempre quería que lo acostara la iaia. Y ahora quiere que lo lleve yo, ahora que no puedo cogerle en brazos apenas, encima tengo que subir escaleras... Intento hacer un esfuerzo, me gusta que me reclame y que quiera estar conmigo.
Incluso el otro día, que fui a recogerle a la guarde, el camino de vuelta, ya estábamos por la mitad de llegar a casa, va el tío y quiere que lo coja.
"Leo, la mama no puede, vamos caminando" Y no quiere, y se tira al suelo, y una se tiene que agachar, y por no montar el show en medio de la calle, lo cojo. Leo en un brazo, mochila en el otro... y que no llego a casa...¡¡buff !!
Así que ahora paso, cuando lo llevo o recojo (la guarde está a 3 minutos caminando) cochecito, o coche. Tengo tanto dolor al andar que no puedo con mi alma, y encima paso de tener que cargar con él., además que es anti-cochecito...

Eso si, cuando se enfada, tela con el niño, que genio se gasta.

Pero en general, al menos cuando estoy yo en casa, siempre está conmigo, o con la iaia, pasa de sus juguetes, quiere ver cuentos, quiere enseñarme revistas... Por eso creo, que algo se huele. Seguimos sin atosigarle con el tema de Max. Le hablamos cada día, a ver que dice. A veces saca el tema él solo... depende del día...

Pobrecito mío, cuanto le quiero, cuanto nos va a necesitar aún.




2 comentarios:

  1. Si es que es muy chiquitín, todavía necesitan momia es, Nora hace igual...agobia un poco, pero bueno. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si...! Nos necesitaran mas ellos q los bebes!! Q faena!!!

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.