jueves, 30 de octubre de 2014

MI VIDA COMO MADRE SOLTERA

No sé muy bien como argumentar ésta entrada para que no parezca lo que no es. La he escrito y borrado mil veces. Mi cabeza sabe cómo lo quiero decir pero mis manos no escriben de la misma forma.

Supongo que la gran mayoría hemos pasado, o pasaremos por algún momento crítico en nuestra relación, que hará plantearnos el futuro de otra manera.

No quiero hablar de mi vida personal, pero no voy a negar que crisis hemos pasado, y aunque todo esté bien, no he podido evitar pensar en qué sería de mi si me separara.

Cada matrimonio y pareja es de una manera. Creo que uno es el que mira más por la familia, el bienestar, las obligaciones, los horarios,... y el otro, aunque se preocupe también por todo esto, lo hace de diferente forma. El otro quizá necesite estar más en contacte con la sociedad, salir, que le de el aire...

Voy a hablar de mi:

Des de que me convertí en madre mi forma de ser ha cambiado completamente. El instinto maternal me llegó tan deprisa, que mi vida giró y gira en torno a mis hijos y a mi familia. Me he convertido en una persona más fría, desconfiada (con el exterior), soy muy emocional, sufro, soy controladora, ... y aunque suene que soy un poco Rottenmeier, no es así. No quiero que nada malo les pase a mis hijos, ni a mi marido, y me preocupo mucho (demasiado) por ellos.

Cuando salgo a tomar algo, pocas veces, soy incapaz de desconectar. Cuando llegan las dos de la mañana estoy deseando volver a casa, no para verles (que si) si no porqué mi obligación es ir a buscarles pronto, porque quién está con ellos necesita que les vaya a buscar.

Y las obligaciones hay que cumplirlas, pero a veces, tan sólo uno de los dos de la pareja es el que se da cuenta de que estas obligaciones hay que atenderlas, los dos.

A pesar de ser feliz con mi familia, no lo soy al 100%. Porque tanta obsesión por el bienestar de todos hace que una relación pueda resentirse. Para mi siempre lo mas importante es la familia, los demás no me importan tanto.

Des de que me convertí en madre, por aquél entonces era la única, hacía que no disfrutara el estar con gente. Mi cabeza siempre estaban mis hijos... no me importaban las historias de los demás porqué veía que yo ya no tenía nada que ver, y los demás no tenían nada que ver conmigo.
Des de que soy madre no soy yo, no sonrío a la gente, no soy sincera, y no es culpa de mis hijos.
Des de el primer momento me sentí sola, en otra onda. Vi que los demás no contaban conmigo (nosotros) de la misma manera, y eso me las hizo pasar put** .

Mi marido aprendió rápido a pasar de todo, a comprender que la gente tiene su vida, igual que nosotros, y que no hay que guardar rencor.
Yo he aprendido eso tarde, y día a día sigo intentando comprender muchas cosas.

Pero a día de hoy, me doy cuenta de que casi no tengo vida social, y que tampoco la hecho en falta. Que soy la que se ha distanciado del mundo, pero mi marido sigue en contacto, y él es capaz de desconectar cuando está con gente. Yo también necesito estar con gente, y cuando lo estoy, mi cabeza no puede estar con ellos.

Ahora también es diferente. La mayoría de nuestros amigos se han casado, o han tenido hijos. Aún así, pienso en si algún me quedara sola.

Sé que si me separara, no sería feliz. Estaría más sola que lo que ya estoy. Que el círculo de amigos que tenemos en común mi marido y yo estaría más cerca de él, y si quisieran verme a mi, sería por obligación.

Intento no pensar en eso, porque espero que nunca me llegue ese momento, espero estar siempre junto con mi marido. Pero mi mente a veces va más allá.

Es difícil que explique por que creo que sería así mi vida. No puedo ni quiero contar más de mi. Parezco un poco mártir, o la ogro de la familia.

No es que mi vida tenga un plan B. Pero, tendría que volver a casa de mi madre, con mis hijos. Tendría que volver a empezar de cero. Tendría que buscar otro trabajo, porque dudo que con un negocio juntos se pudiera salir adelante siguiendo los dos ahí. No creo que yo pudiera seguir.

No tendría vida social. Menos aún. Dudo que tuviera ganas de ver a nadie. Soy tan emocional que me encerraría en mi misma. Qué fría soy, pero es así.

Pero intentaría no hundirme, por ellos, porque no quiero que me vean triste en ningún momento. No quiero que lo pasen mal por culpa de sus padres. Quisiera que nos tuvieran a los dos, pase lo que pase.
No soportaría que mi marido rehiciera su vida. No soportaría verle con nadie que no sea conmigo. No soportaría ver que es capaz de seguir sin mi. No soportaría saber que no me hecha de menos.


* Todo esto es una pesadilla. Es algo que me ha pasado por la cabeza... Como cuando te imaginas la vida sin tu madre/padre, y piensas qué sería de ti. Pues esto es lo mismo. Ante una crisis, pequeña, grande... no puedes evitar pensar en cómo sería tu vida sin estar todos juntos. 
Supongo que si mi creyera que mi vida sería mejor, no estaría diciendo todo esto. No quiero que jamás me pase todo lo que mi cabeza es capaz de imaginar.

Evidentemente, mi vida sin estar los cuatro juntos, me aterra. Los necesito a todos, sobre todo a mi marido. Le amo. El corazón se me acelera cuando estamos horas sin vernos y me llama. Como una adolescente que corre al móvil y antes de responder sonríe.




6 comentarios:

  1. Es todo tan triste y tan bonito a la vez. A veces caemos en el error de que los otros tienen que pensar lo mismo que tu o responderte lo que tu quieras que te respondan, y eso es imposible... Solo quiero mandarte todo el ánimo del mundo porque rachas malas tenemos todos y esas nos ayudan a valorar todos los buenos momentos. Tienes una familia preciosa y tu eres de esas personas que a mi me gustan: sincera a rabiar y con dos "cojones"! muchos besos guapísima*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa...
      Yo Soy de las que caen en ese error... Que creo que la gente tiene q comprenderme o entender las cosas como yo...
      Me da miedo a veces el futuro... Nada es para siempre, o si... Tan solo quiero ser del porcentaje de los "si"... Un súper abrazo y mil gracias por tu comentario, me ha animado muchísimo!!!!

      Eliminar
  2. He posat una parrafada dues vegades i cap de les dues s'ha publicat. Ostres tu quina ràbia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Osti nina... No se que pot haver passat... 😔

      Eliminar
  3. A mi això de la vida social també em passa, però em pensava que serien els primers mesos (sobretot per la lactància) i prou... Jo només tinc una amiga amb fills i casi mai venia a les sortides perque volia estar amb els nens i jo pensava que "que sosaaaa!"... i no saps com l'entenc ara. No deixaria el meu Àlex mai.... si ho faig és casi per obligació i no disfruto com abans. No se'm passarà? Buf....

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.