martes, 22 de diciembre de 2015

REFLEXIONES



A pocos días de Navidad y pocos más para la llegada del año nuevo, no puedo evitar pensar y reflexionar sobre todo lo sucedido durante éste año, para que el 2016 sea mejor. Vamos, lo que hago todos los años.

Soy incapaz de sacar algo bueno de éste año. Bueno, si. Darme cuenta de las cosas que me pasan, aunque sean malas.

A día de hoy me hago muchas preguntas:

- ¿ Me merezco todo lo que me pasa ?
- ¿ Éste es el futuro (presente) que siempre había querido para mi ?
- ¿ Soy esa persona que siempre había querido ser ?

Y, casualmente, a todas estas preguntas la respuesta es NO.

He aguantado, perdonado, llorado, sufrido, me he motivado y al poco tiempo me he vuelto a desmotivar... y muchos otros adjetivos que ahora mismo no me salen porque estoy bloqueada.

Me pregunto ¿ que necesidad tengo de estar así ? y ¿ qué puedo hacer para remediarlo ?

Necesidad ninguna, y no se que hacer para cambiar la situación.

Si, algo de culpa tengo yo. El no haber puesto quizá las cartas sobre la mesa, o ultimátums. Siempre digo, advierto y aviso, pero no lo hago. Y quizá por no hacer estoy en el punto en el que estoy, preguntándome como una cría de 4 años el por qué a todo.

He sido y actuado y reaccionado de maneras que desconocía de mi, y que no me gustan para nada. Pero la impotencia de no ver resultados, sean por otra parte o de mi misma, me han hecho así. No me gusto.

No entiendo por qué después de tantas óstias que me está dando la vida sigo siendo una persona tan sentida, o llorica como quieras decirle.

No se estar sola, no se tomar mis propias decisiones sin tener una palmadita en el trasero que me anime a ello. Necesito que me suban el ánimo, que me digan que yo lo valgo... Pero a día de hoy, la única que puede decirme todo eso soy yo misma.

Tengo claro que no voy a aguantar otro año igual. Que no sé si seré capaz de cambiar las cosas por mucho que lo haya intentado ya. Si algo no soy es imbécil, y unos cuantos me han tratado así aunque sea inconscientemente.

Que me voy a valorar más, que me voy a querer más, que me voy a creer que puedo con todo y más... Lo intentaré, aunque no se si voy a poder.

Y acabando ya con éste deprimente post, lo claro que tengo es que me he dado cuenta de demasiadas cosas, sobre todo que no soy ni estoy donde siempre he querido estar.

Me siento buena madre, aunque pierda demasiadas veces los papeles, y la voz. Quizá si todo lo demás estuviera bien, sería aun mejor. Y como quiero ser mejor, la mejor para mis hijos, no permitiré que nada ni nadie me diga que yo no puedo. Y sobre todo, que no pienso permitir que se repita un año tan horrible como éste.

Felices pre Fiestas 

6 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.