jueves, 31 de agosto de 2017

LA AMA DE CASA DE AYER Y DE HOY

Haciendo reflexiones de las mías (todos los días a todas horas mi cabeza reflexiona demasiadas cosas) y bueno, hay muchas veces que no saco nada en claro. 

En este caso, e igual que siempre que cuento mis aventurillas, siempre es desde lo que yo vivo y siento. Son las percepciones que tengo de la vida, según mis experiencias que me hacen tomar ciertas conclusiones o preguntarme otras muchas cosas. 

La ama de casa de ayer, tal y como yo la he vivido (mi madre siempre ha sido ama de casa des de que es madre) después cuando yo ya era una adolescente por circunstancias se puso a trabajar otra vez. 

Me he criado en un entorno en que tanto mi madre, como las madres de mis amigas eran amas de casa, no todas, pero muchas. 

Ya no es hablar del tema de que es una tarea que debería estar pagada, (y ahora que yo me encuentro en este lugar, os digo que ojalá) pero no quiero hablar del tema de remuneraciones... no va por ahí la cosa. 
Quizá me equivoque, pero siempre he visto que entre madres amas de casa y madres trabajadoras (de ayer) entre ellas, entre familias se respetaban... nunca he oído a nadie cuchichear sobre que bien vive mi madre o mi madre decir que bien viven las demás. 

Ser ama de casa siempre me ha parecido algo muy respetable, y recuerdo cuando era pequeña que siempre decía que quería serlo cuando fuera madre. No veía nada mas bonito que implicarse 100% a la familia...




Pero de lo que se sueña a la realidad... no tiene nada que ver.

Soy madre hace casi 7 años, y he sido 100% ama de casa varias veces (he vuelto a trabajar - en el negocio-) y ahora mismo, tan solo hace 2 meses que estoy otra vez dedicada al hogar. 
Y la cuestión no es que estoy en casa porque nos lo podemos permitir, porque no va por ahí la cosa. 

Principalmente, y much@s de los que me seguís en instagram habéis visto que estoy estudiando de nuevo. 

El negocio, a mi no me hace feliz. Y por eso he decidido buscar mi camino, por mi misma y por mi matrimonio. Los que tenéis negocio familiar, (y trabajáis con el marido - mi caso -) sabréis que es duro... llega un momento en que en casa ya no sabes ni de que hablar. Y yo sigo apoyando y dando mi opinión y preocupándome desde casa por el negocio, pero físicamente no estoy ahí. 

Tomar esta decisión ha sido muy difícil, a mi me ha costado mas por el que pensarán de mi, y me he dejado de lado, dejando de lado lo que quiero realmente. 

Y no, ser ama de casa no es lo que quiero realmente, pero ahora mismo no tengo otra. 
Des de que dejé de ir a trabajar en el negocio, durante éste verano he estado buscando trabajo, y no ha habido manera... 
Me salieron un par de cosas, pero eran horror, y muy muy mal pagadas. A veces dices : "bueno haré un esfuerzo" pero eso no era ni digno de esforzarse nada. 

Así que durante muchos días reflexioné mucho sobre el tema de volver a estudiar, y aquí estoy, preparándome para oposiciones para ser funcionaria. 

Cuando empiecen los niños a ir al colegio seguiré buscando trabajo, porqué no se estar en casa. Se me echa encima. Y realmente no me gusta. Tengo tantas cosas por hacer que hay veces que no hago nada. No se ni por donde empezar. 
Hay días que me hago la casa entera, y los siguientes días tan solo tengo que mantenerla en orden. Y para mi eso es un logro.

La cosa es que, des de que estoy en casa, me siento muy juzgada. Me llegan voces por todos lados de que " tengo mucho tiempo libre, de que siempre me estoy quejando, o que tengo una vida de lujo (y que cuantas otras quisieran estar como yo..." y también de que mi decisión no es respetada. No de todo el mundo por supuesto.

Pero a diferencia de ayer y hoy, es que hoy vivimos en la era de las envidias. Una época que tiende a echar mierda al de al lado para sentirse mejor. Una época en que opinar del prójimo es mas fácil que mirarse uno sus propios errores. En la que por el hecho de estar en casa no tengo derecho a estar cansada ni mucho menos tengo derecho a quejarme. 

Pues me seguiré quejando, seguiré compartiendo mis vivencias, porque no hay nada de malo en ello. y sentir el apoyo de otras muchas que pasemos por lo mismo. 

Son las 23h, así que mi vida de lujo y yo, se va a tender una lavadora y a hacer la cocina. Y luego me esperan un par de horas de estudio. Y os aseguro, que des de que imparto mi tiempo en el hogar y el estudio me siento tan tan bien... 





No hay comentarios:

Publicar un comentario